jueves, 18 de septiembre de 2014

William Lofstrom recuerda al Gunnar íntimo


Siempre en el marco de los homenajes a Mendoza, anoche, en la Biblioteca Pública del ABNB, fue el turno de la Sociedad Geográfica y de Historia Sucre, cuyo vicepresidente, William Losftrom, preparó una charla para compartir con la audiencia aspectos más íntimos de su relación personal con don Gunnar.

Lofstrom dio lectura a un texto a través del cual repasó los momentos que compartió con Mendoza desde la primera vez que lo conoció, a fines de la década del ’60, cuando preparaba el tema de su tesis doctoral en historia latinoamericana para la Universidad de Cornell de Nueva York.

En ese contexto, relató su trabajo codo a codo con Mendoza, en el antiguo ABNB, cuando esta entidad apenas recibía atención del Gobierno y trabajaba en condiciones casi paupérrimas.

Además de las anécdotas de trabajo, Lofstrom recordó episodios de su vida personal con capítulos íntimos, como el de su matrimonio, celebración de la que don Gunnar fue partícipe.

“Yo he querido rendir un tributo más íntimo porque tengo que reconocer que don Gunnar y el ABNB jugaron un papel decisivo en mi vida y en los senderos por los que he transitado”, expresó Lofstrom.

Medalla Juana Azurduy para Gunnar Mendoza

DISTINCIÓN. El Presidente de la Asamblea entrega la Medalla Juana Azurduy al Director del ABNB.
DISTINCIÓN. El Presidente de la Asamblea entrega la Medalla Juana Azurduy al Director del ABNB.
 LA ASAMBLEA LEGISLATIVA LE RINDIÓ UN HOMENAJE PÓSTUMO

En el marco de los actos por el centenario del natalicio de Mendoza, también la Sociedad Geográfica y de Historia recordó al personaje

Juan Pedro Debreczeni
Como reconocimiento a una vida entregada a la preservación de la memoria nacional, la Asamblea Legislativa Departamental otorgó, en grado póstumo, la medalla Juana Azurduy a Gunnar Mendoza en el centenario de su natalicio.

En el Salón de Convenciones de la Gobernación, el pleno de la Asamblea instaló ayer una sesión de honor para distinguir al destacado archivista e historiógrafo Gunnar Mendoza Loza. En el acto, la Asamblea le otorgó a Mendoza la máxima condecoración establecida en su reglamento, la Medalla Juana Azurduy por el centenario de su nacimiento y en mérito a su extraordinaria labor por la historia y memoria de Bolivia.

El presidente de la Asamblea Diego Guevara, hizo entrega de la condecoración al director del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia (ABNB), Juan Carlos Fernández, y la asambleísta Liliana Sánchez entregó la resolución a Cristina de Mendoza, quien recibió el reconocimiento en representación de la familia Mendoza, pues los hijos del insigne personaje no pudieron asistir al acto.

En sus palabras de agradecimiento, Fernández recordó que Mendoza fue el artífice de la consolidación del ABNB como una de las instituciones más importantes del país; lo hizo desde 1944 y a lo largo de 50 años trabajando por la preservación y difusión de la memoria histórica boliviana.

A su turno, Cristina de Mendoza, nuera de don Gunnar, dijo estar honrada al recibir la condecoración pues lleva el nombre de una heroína boliviana. “Es un reconocimiento bien merecido para don Gunnar Mendoza que con su trabajo gigantesco ha ayudado a encontrar y afianzar importantes personajes y acontecimientos para agregarlos a la memoria colectiva del país”, manifestó.

El pasado 3 de septiembre se recordaron 100 años del natalicio de Gunnar Mendoza Loza; desde entonces diversas instituciones a la cabeza del ABNB organizan actividades para conmemorar el año del centenario.

Literatura nacional e interculturalidad es la propuesta de La fiesta de las letras

Afiche del festival que se realizará en Sucre desde este lunes.
Crédito: 
ARI
Sucre vivirá desde este lunes una auténtica fiesta de las letras, cuando Arí inicie su primera versión con la presencia de algunos de los escritores y editoriales más importantes del país.
Arí, la fiesta de las letras es el nombre de la actividad que se desarrollará en el Cuartel de San Francisco, del 22 al 27 de septiembre, con un cronograma que abarca presentaciones de libros, talleres, conferencias, ludotecas y otras más.

Alex Aillón Valverde, coorganizador del evento y cabeza de Editorial S, explicó que Arí es una propuesta diferente, que no busca asemejarse a ferias del libro como las de La Paz o Santa Cruz, sino generar un espacio interdisciplinario que aliente desde diferentes perspectivas la lectura y consumo de literatura nacional, así como la comprensión de su componente intercultural como un eje constitutivo de la realidad nacional de nuestra producción literaria.

De esta forma, el festival está dedicado a niños y jóvenes bajo el tema de la interculturalidad, como algo que es parte de la realidad nacional y por ende de la literatura como manifestación artística.

Para conocer Bolivia
Aillón recalcó que Arí pretende ser un espacio en el que los bolivianos puedan observar de cerca el estado de la literatura nacional.

Manifestó que de esta manera se podrá acercar más a la niñez y juventud al conocimiento de la realidad nacional, haciendo de Sucre y de Arí un referente de escaparate de las letras bolivianas.

Por esto, forman parte de los escritores invitados un gran número de los autores ganadores del Premio Nacional de Novela y grandes editoriales nacionales, las que en la ocasión mostrarán específicamente producción nacional.

Nombres destacados
Liliana de la Quintana, Marcelo Paz Soldán, Eduardo Scott, Gonzalo Lema, Roger Otero, Ramón Rocha Monroy, Homero Carvalho, Rodrigo Urquiola, Rosario Barahona, Juan Pablo Piñeiro, Benjamín Chávez, Gaby Vallejo, María Teresa Lema, Humberto Quino, Jorge Campero, Sergio Gareca y Luis H. Antezana son algunos de los más conocidos nombres que estarán presentes en las distintas actividades de Arí.

Junto a ellos, las editoriales Baúl del libro, 3600, El País, Fundación Xavier Albó, Kipus, Plural, La hoguera, PIEB, Nuevo milenio, El cuervo, Fundación Cultural BCB, Ministerio de Culturas y Turismo, Vicepresidencia del Estado, Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia y Martínez Acchini, entre otras, contarán con un espacio para ofrecer textos nacionales.

Aillón informó que esta iniciativa se origina en ofrecer una propuesta diferente a la de una feria tradicional, tras unos cuantos intentos por parte de la Gobernación de Chuquisaca por organizar un evento de tales características.

De esa forma, en esta ocasión la Editorial S, la Gobernación, el Archivo y Biblioteca Nacionales, el Ministerio de Culturas y Turismo, junto a otras instituciones, llevan adelante esta actividad que sale del formato habitual de feria para además generar un espacio amable y acogedor, propiciado principalmente por la ciudad de Sucre como tal, y que invite a la juventud a conocer más sobre sí misma y sobre la producción literaria nacional mediante el estímulo de la lectura.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Ayer abrió muestra de fotografías de Ch’utillos

Percy Durán muestra una de las imágenes.
Percy Durán muestra una de las imágenes.

La exposición grafica los mejores momentos de la festividad de este año y es un aporte de Percy Durán a la difusión de la riqueza folklórica de Potosí.

Carlos Alberto Cuiza • El Potosí
En la sala de exposiciones temporales de la Casa Nacional de Moneda se abrió ayer la muestra de fotografías titulada “Potosí mi tierra – Ch’utillos mi fiesta”, del comunicador Percy Durán.
La exposición tiene 36 fotografías de diferentes momentos de las entradas de la festividad de Ch’utillos de este año, una parte del material tiene dimensiones de 60 por 40 centímetros y otros más grandes.

Las fotografías muestran diferentes personajes de diversas danzas de la festividad, entre ellos del diablo, de las morenas, del tinku, los tobas, los negritos, caporales, salay, el pujllay, la saya y potosimanta.

El autor de la exposición manifestó que le tocó ver los mejores momentos de la festividad y se dedicó a graficarlos, están la emoción de los bailarines, lo más sobresaliente de las vestimentas, el rictus de los actores y las hermosas caretas.

Resaltó que la fiesta nació en Potosí, es conocida en todo el país, demuestra lo mejor de la cultura y la belleza de su gente y el folklore son transmitidas en las gráficas de la exposición.
Explicó que hizo todos los esfuerzos por captar las mejores escenas para difundir la fiesta, pero como siempre hay parámetros que no se puede cumplir por cuestiones ajenas al trabajo.

Las fotografías tienen excelente calidad por el color, el foco, la luz, la sombra y el juego del ángulo, solo que el material de impresión de la muestra no es de los mejores y no resalta el buen trabajo.

El vicepresidente de la Asociación de Fraternidades Folklóricas y Autóctonas de Potosí Affap, Juan Carlos Colque, felicitó la iniciativa de la exposición que ayuda a consolidar la festividad como patrimonio folklórico nacional.

En la muestra se regalan a todos los visitantes postales de la fiesta.

Un libro recupera el legado escrito de Osvaldo Molina

PRESENTACIÓN. Barahona comenta los contenidos del libro de Molina.

PRESENTACIÓN. Barahona comenta los contenidos del libro de Molina.

 PERIODISTA Y ESCRITOR DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX
Correo del Sur

"La última primavera y otros cachivaches" es una obra que recoge escritos diversos de Osvaldo Molina, periodista y escritor chuquisaqueño que desarrolló su obra a principios de siglo XX y cuyo legado fue recopilado por el archivista Gunnar Mendoza. Tras varios años de silencio, la publicación finalmente salió a la luz ayer, cuando se concretó la presentación del libro.

En la Biblioteca Pública Gunnar Mendoza del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia (ABNB), ayer se presentó "La última primavera y otros cachivaches", obra recopilada por el destacado historiógrafo Gunnar Mendoza, con la transcripción de Renato Crespo, y la edición de Alfredo Ballerstaedt.

En los primeros años del Siglo XX, Osvaldo Molina fue colaborador de los periódicos sucrenses "La mañana" y "La prensa", donde difundió sus artículos e ideas también bajo diversos pseudónimos como Sara Valle, según explicó la historiadora y escritora Rosario Barahona, quien presentó el libro.

Décadas atrás, el libro intentó publicarse por el escritor Carlos Medinaceli y luego por Gunnar Mendoza, pero por diversas razones el proyecto no se concretó hasta que finalmente este año la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia asumió la publicación de los escritos.

Barahona, Premio Nacional de Novela 2012, denominó el libro como “un cóctel literario” que además de notas periodísticas, incluye relatos, poemas y crítica.

“Con sus textos nos es posible comprender la época que le tocó vivir de mejor manera, ver cómo algunas cosas en la sociedad boliviana y chuquisaqueña principalmente han cambiado y otras no tanto porque aún permanecen vigentes”, destacó Barahona sobre la importancia de difundir el legado de Molina en el contexto actual

viernes, 12 de septiembre de 2014

EL MUSEF CATALOGA 30.488 PIEZAS PARA SUBIRLAS A LA RED

EL MUSEF CATALOGA 30.488 PIEZAS PARA SUBIRLAS A LA RED - Giannina  Machicado La Prensa

El Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef) concluyó la catalogación y digitalización de las 30.488 piezas de su colección que, posteriormente, serán expuestas al público a través de una página de internet.  

El proyecto, que fue anunciado el año pasado, tiene el objetivo de ser una plataforma digital que albergue a todos los objetos del museo, para su acceso público.
Con la base de datos lista, el siguiente paso es la creación de la página web, trabajo actualmente en proceso. 
Si bien el archivo digital completo estará listo en tres años --que incluirá un relanzamiento del museo--, una muestra podrá verse a mediados de 2015
Exposición de los tesoros del musef. Freddy Taboada, jefe de Museología, informó que ya se catalogaron las 30.488 piezas de la colección del Musef, cuya base de datos será puesta a disposición del público a través del internet. "Faltan el hardware el y software, pero ya compramos un servidor inmenso. Hay que ir alimentándolo". 
Por su parte, la directora del Musef, Elvira Espejo, aseguró que desde su ingreso a ese espacio, una de las prioridades fue la digitalización de los objetos de las diferentes colecciones. "El trabajo en la plataforma no será de la noche a la mañana, tardará probablemente unos tres años". No obstante, se planea hacer un relanzamiento del museo, ya sea en museología, bienes culturales y bienes documentales. 
Actualmente, la página web institucional cuenta con las estructuras principales y a mediados del próximo año se contará con una "pequeña introducción". 
Acercamiento. Taboada destacó que el acceso de esa información al público es parte de una estrategia de programas de educación a distancia, ya que las piezas no sólo podrán verse en línea, sino que las personas podrán pedir un objeto para estudiarlo "como una biblioteca".
"La idea a futuro es esa", corroboró Espejo, por lo que se dará  prioridad a los estudiantes y los jóvenes profesionales, quienes a su vez expondrán las finalidades y especialidades en las que se podría trabajar con las piezas.
Asímismo, la curadora Varinia Oros estuvo a cargo de la bodega de Misceláneos, que cuenta con siete colecciones. La experta detalló que cada pieza cuenta con una ficha de catalogación de alrededor de 50 campos, pero que en internet se expondrá --por protección--, la imagen, dimensiones, cultura, material y técnica. 
Los investigadores que deseen obtener más detalles podrán hacer la consulta y acceder a la información completa. 
Cuidado de los objetos. El Jefe de Museología del Musef explicó que para la catalogación se dividió el total de piezas por el tipo de material. Es así que las tres bodegas corresponden a material orgánico (textiles, arte plumario, cueros y cestería); material inorgánico (cerámica, líticos y metales) y misceláneos (Alasita, trajes folclóricos, imaginería, muñequería, ekekos, máscaras y caretas). 
5 mil piezas tiene el Musef en su colección cerámica, el tema de la pasada Reunión de Etnología.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Restauran la cubierta de sala Mariana


Otros proyectos que persigue la Casa de Moneda es la construcción del moderno archivo y biblioteca y la recuperación del primer edificio.

Carlos Alberto Cuiza • El Potosí


Hace pocos días comenzaron los trabajos de restauración de las cubiertas de la Sala Mariana y Escuelas de Pintura de la Casa Nacional de Moneda, dentro del proceso de mantenimiento de los ambientes del edificio patrimonial.

El director de este centro museológico, Rubén Ruiz, explicó que el objetivo es mantener en buenas condiciones esta parte del edificio y por tanto la imagen de la Casa de Moneda.

Esta obra será entregada hasta fines de noviembre y deberán hacer el cambio de las vigas, la reposición del entablado, la impermeabilización y colocado de nuevas tejas.

Una mayoría de las pinturas y obras que se exhibían en las dos salas fueron guardadas mientras se reponga el techo, otras, como “La Virgen del Cerro” se encuentra en la sala de pinturas de la colección de las vírgenes triangulares en un lugar especial; allí están muchas pinturas, entre ellas de la Candelaria de Sabaya, de Cocharca y Guadalupe.

Otra obra que se ejecuta es el pintado y mantenimiento de las cuatro fachadas del edificio y que son alrededor de 3.500 metros cuadrados de superficie.

Se lijará la pintura vieja; también el masillado, el revocado y la reposición de molduras en algunos lugares; se echará las tres manos de pintura blanca super latex con la calidad de impermeable y en algunos sectores se repondrán las tejas.

También se hará el pintado de las rejas de las ventanas metálicas con un color negro al duco, de manera que recuperen su brillo, condición y estilo.

Ruiz dijo que el año 2014 es fructífero por las obras que se encara y por otros que deben cumplirse, entre ellos las nuevas figuras de fibra de vidrio, la restauración de 10 pinturas y la construcción de siete marcos para cuadros.