martes, 29 de julio de 2014

Culmina la retrospectiva de obras de Prudencio

Ciclo. La Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos tocará desde hoy hasta el miércoles 30

Concierto. El elenco fundado y dirigido por el compositor Cergio Prudencio en una anterior actuación en el Museo Nacional de Etnografía y Folklore.
Concierto. El elenco fundado y dirigido por el compositor Cergio Prudencio en una anterior actuación en el Museo Nacional de Etnografía y Folklore. OIEN.
La Razón (Edición Impresa) / Rubén Vargas / La Paz
01:37 / 28 de julio de 2014
Con la interpretación de Cantos de piedra culminará la retrospectiva de obras de Cergio Prudencio compuestas para la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos (OEIN). El programa también incluirá obras de Furrer, Maiguashca y Bustos.
La obra Cantos de piedra fue compuesta en 1988 para el elenco creado por el propio Prudencio en 1980. Con su interpretación concluirá la serie de conciertos de la OEIN, que a lo largo de este año estuvieron dedicados a brindar una retrospectiva de la obra del compositor paceño.
El concierto lleva por título De los orígenes a las resonancias y alude a la manera cómo está estructurado el programa. En primer término se escuchará Sikus Chiriguano / Sikus Sikureada, música tradicional de las provincias Larecaja de La Paz y Cercado de Oruro que remite —como dice Prudencio— a “los orígenes ancestrales en los que están establecidos los mayores paradigmas de las músicas de raíz prehispánica de las tierras altas sudamericanas”.   
En el otro extremo del programa están las “resonancias”, es decir las obras que compositores de otras países y culturas han creado especialmente para la OEIN. Es el caso de Chulyadas-tarkyadas-sikuryadas, escrita en 2011 por el ecuatoriano Mesías Maiguashca, y Melodía tellurica, del austriaco Beat Furrer, compuesta también en 2011 dentro del programa de residencias para compositores que tiene la OEIN. El programa de los conciertos incluye una de las primeras obras de la joven compositora boliviana Lluvia Bustos: Axsara jiwañaru (2005).
En Cantos de piedra actuarán como solistas en guitarras microtonales Marcelo Gonzales, Daniel Gonzales y Laura Sainz. Las actuaciones de la OEIN se realizarán hoy, el martes 29 y el miércoles 30, a las 20.00 en el Museo Nacional de Etnografía y Folklore.

martes, 8 de julio de 2014

Las noticias nutren a la literatura

Protagonistas
Opinión. Para el literato, el reciente Encuentro de Escritores Iberoamericanos es una motivación para seguir escribiendo.

Roxana Jiménez León
-Las-noticias-nutren-a-la-literatura--
El autor del verso corto, elegante, de significación profunda y de Santo Vituperio, Homero Carvalho fue uno de los destacados escritores invitados al VIII Encuentro de Escritores Iberoamericanos, celebrado en Cochabamba. El evento que reunió a destacados literatos, fue "un incentivo para seguir escribiendo", en palablas de poeta, que habla sobre su experiencia en el encuentro y sobre el estado literario actual.

 ¿Cuál es la evaluación que realiza del reciente Encuentro de Escritores Iberoamericanos
R.A.: Creo que ha sido uno de los mejores encuentros en los que he participado, en el que los escritores hemos tenido un gran acercamiento entre nosotros y con el público. Mario Bellatín, José Ovejero y Jorge Eduardo Benavides no solamente son talentosos escritores, también son extraordinarios seres humanos.

¿De qué manera aporta a la literatura boliviana?

R.A.:  La literatura boliviana tiene la oportunidad de conocer escritores extranjeros y de ser conocida no solamente por los escritores que nos visitaron, sino que ellos pueden difundir nuestras obras y hablar de lo nuestro en otros encuentros literarios. Es un aporte de ida y vuelta.

 ¿Cómo cree que el lector latinoamericano vive este tipo de encuentro?

R.A.: Como una integración cultural. Si bien estamos virtualmente conectados otra cosa es tener la posibilidad de hablar personalmente con los escritores, de compartir experiencias, lecturas y manías. El lector iberoamericano en general, se enriquece con estos encuentros, porque tiene la oportunidad de conocer a autores nuevos o desconocidos hasta ese momento.

 ¿Cree que llega a una importante cantidad de personas?

R.A.: Sí, haciendo una evaluación rápida, diría que ha sido todo un éxito: más de 200 personas estuvieron cada día en las salas del Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño, además de las que siguieron el encuentro por televisión en directo en La Paz y Sucre y los que lo escucharon por radio. Y, por supuesto, las entrevistas y noticias que se generaron en varios medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales a nivel nacional y las redes sociales que estuvieron activas durante los tres días. Creo que fue el primero de los ocho encuentros que tuvo estas características.

 Entre los escritores nacionales y los demás escritores que asistieron al encuentro, ¿qué existe de común, más allá de escribir?
R.A.: Existe el compromiso con la palabra, con la necesidad de escribir respetando la inteligencia de los lectores y de compartir la necesidad de trabajar por un mundo mejor. Estos compromisos y coincidencias se descubren en las charlas íntimas, en los desayunos, en los almuerzos y por las noches.

 ¿Qué aspectos desatacaría del encuentro?

R.A.: Destacaría la organización y la eficiencia del equipo dirigido por Elizabeth Torres, integrado, entre otras personas por Jacky Mejía, Magaly Jordán y Alba Balderrama. Y por supuesto, la calidad humana de los invitados, gente sencilla y generosa tanto con las palabras como con la vida misma.

 ¿En esta ocasión a qué tipo de descubrimientos los llevó el encuentro?

R.A.: De Mario Bellatín ya había leído gran parte de su obra, gracias a Óscar Arce, un tío suyo, que desde hace años me presta sus libros. De José Ovejero había leído algunos y Jorge Benavides fue todo un descubrimiento: un gran novelista y un amigo instantáneo. Todo ellos extraordinarias personas con los que fui  descubriendo que teníamos muchos amigos en común como los escritores Leonardo Valencia, Iván Tahís, Juan Carlos Méndez Guedes y otros. 

 ¿Qué cree que le faltó?

R.A.: Estoy satisfecho, los de Patiño fueron tan generosos con los invitados que hasta otros escritores bolivianos que no estaban invitados para esta versión, tuvieron protagonismo en la misma.

 ¿Cómo ha sido la experiencia de vivir este encuentro?

R.A.: Gratificante, siempre es necesario conocer a otros escritores, porque la literatura es un viaje y los escritores junto con los lectores formamos una comunidad y es bueno saber que en el camino uno puede encontrarse con gente tan linda como Ovejero, Bellatín y Benavides, para no hablar de los nacionales que son mis amigos.

 ¿Cree que la literatura necesita algún cambio para llegar más al lector?

R.A.: El lenguaje es dinámico, hay palabras que van quedando obsoletas, otras que mudan de significado, otras que se transforman, están las inventadas o neologismos que el pueblo va creando a la medida de su realidad social, política, económica y cultural. Y si bien los temas pueden ser los mismos: la muerte, el amor, la traición, la guerra, la soledad y la política, los escritores debemos asumir nuevas formas de encararlos.  La literatura boliviana tiene que adaptarse a esos cambios para que el lector se identifique con lo que lee, de lo contrario será un escritor anacrónico, desfasado en el tiempo.

 ¿Qué relación guarda la literatura y el tema mediático?

R.A.: Existe una gran relación, la literatura se alimenta de la información y de las noticias. Mi novela Santo Vituperio, de la cual acaba de salir la séptima edición, partió de la noticia de una prostituta asesinada. Además no olvidemos que todo buen escritor es un periodista temprano o un cronista de la realidad.

 ¿Existe algún cambio de lenguaje en la literatura boliviana? 

Naturalmente que sí y lo puedo decir con propiedad, porque he sido protagonista de ese cambio desde las dictaduras hasta hoy. Durante las dictaduras, nuestro compromiso era más político que literario, teníamos que luchar contra las injusticias; recuperada la democracia el abanico de temas y registro de géneros, se abrió o se amplió y ahora escribimos desde ciencia ficción hasta cuestiones existencialistas y/o intimistas y eso viene acompañado de un lenguaje preciso, contemporáneo y global.
' Todo buen escritor, es un periodista temprano o un cronista de la realidad
'

Los escritores participantes junto con Edmundo Paz Soldán.


Crédito: 
Jacky Mejía
Un balance exitoso es lo que deja el VIII Encuentro de Escritores Iberoamericanos, realizado en Cochabamba la semana pasada.

A lo largo de cuatro jornadas, tres escritores nacionales y tres extranjeros enriquecieron las letras bolivianas a través de ponencias y auténticos espacios de intercambio de criterios y experiencias.

Homero Carvalho, escritor invitado al encuentro y miembro de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (institución coorganizadora del evento), resaltó que es la primera vez que el encuentro sale de las paredes del espacio de reunión y llega a otros departamentos del país.

Explicó que esto fue posible gracias a las transmisiones en vivo que se realizaron en pantallas gigantes en el Archivo y Bibliotecas Nacionales de Bolivia (Sucre) y el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (La Paz), la trasmisión radial mediante las ondas de Wayna Tambo (El Alto) y otras emisoras de Cochabamba, y finalmente la vasta difusión en soportes virtuales.

Indicó que esto permitió una masiva participación del público boliviano, lo que se reflejó en las redes sociales, así como en la presencia de público en las ponencias y diálogos, a las que asistieron más de 200 personas por noche.

Sobre los participantes internacionales: José Ovejero (España), Mario Bellatin (México) y Jorge Eduardo Benavides (Perú), Carvalho resaltó su apertura y disposición para atender a la prensa y público, actuando de manera generosa con sus conocimientos, actuando siempre de manera sencilla y humilde, mostrando su gusto por compartir con los lectores.

Finalmente, indicó que tras una evaluación del evento se vio por conveniente, a futuro, aprovechar más la estadía de los invitados internacionales en Bolivia, organizando talleres y actividades similares en otras ciudades del país.

En esta oportunidad sólo se realiza una actividad paralela, el taller Del personaje a la escena; diálogo e interacción, dictado por Ovejero en el Centro Cultural de España en La Paz, desde ayer hasta hoy.
Además de Carvalho, los otros autores bolivianos invitados fueron Juan Pablo Piñeiro y Claudia Peña.

viernes, 4 de julio de 2014

VIII Encuentro de Escritores Iberoamericanos

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 3/07/2014
El Centro Simón I. Patiño de nuestra ciudad ha vuelto a ser el escenario, por octava vez desde que la idea naciera hace ya 16 años, del bienal Encuentro de Escritores Iberoamericanos. Y como los siete anteriores, lo ha hecho con el éxito necesario para confirmar que pese a las múltiples limitaciones y adversidades con que suelen encontrarse las actividades culturales en nuestro medio, el éxito es posible cuando se lo busca con claridad de objetivos y perseverancia.
El sólo hecho de que durante los 16 años transcurridos hayan sido más de 70 los escritores que nos visitaron para compartir las experiencias literarias acumuladas en sus respectivos países, da cabal cuenta de lo importante que ha sido durante todos estos años esta iniciativa.
Este año, el Encuentro dio un paso más para multiplicar su aporte al ámbito literario de nuestro país. A través de transmisiones televisivas, radiales e Internet trascendió los ambientes del Centro Patiño para llegar a otras ciudades del país. Un blog y sendas cuentas en Twitter y Facebook pusieron las intervenciones al alcance de todos quienes se interesan por el quehacer literario.
Tan ponderable como lo anterior es que esta vez el Centro Patiño no quedó solo en el esfuerzo, sino que contó con el apoyo de la Fundación del Banco Central de Bolivia, lo que constituye un gran paso en el acercamiento de tan importante institución cultural a las inquietudes y requerimientos de los protagonistas del quehacer cultural de nuestra región y nuestro país.
Sólo cabe esperar, pues, que esfuerzos como éste no se mantengan en el tiempo, sino que se multipliquen alrededor de otras disciplinas artísticas y culturales.

lunes, 30 de junio de 2014

Comienza el encuentro de escritores en Cochabamba

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Vargas / La Paz
Invitados. De izquierda a derecha: el mexicano Mario Bellatin, el boliviano Juan Pablo Piñeiro  (arriba), el peruano Jorge Eduardo Benavides  y el español José Ovejero.
Tres escritores extranjeros y tres bolivianos serán los protagonistas de la octava versión del Encuentro de Escritores Iberoamericanos que se realizará en el Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño, de Cochabamba, del 2 al 6 de julio.
El español José Ovejero, ganador del Premio Internacional de Novela Alfaguara de 2011; el mexicano Mario Bellatin, autor de la celebrada novela Salón de belleza, entre otras, y el peruano  Jorge Eduardo Benavides, prolífico narrador cuya más reciente novela es Un asunto sentimental, son los invitados extranjeros.
A ello se sumarán los tres autores bolivianos: la poeta, narradora y actual ministra de Autonomías, Claudia Peña Claros, Juan Pablo Piñeiro —Cuando Sara Chura despierte, Illimani púrpura— y Homero Carvalho, poeta, cuentista y novelista.
A diferencia de anteriores versiones, en las que las participaciones giraban en torno a un tema específico, en esta ocasión el encuentro —informa Jacqueline Mejía, una de las responsables del evento del Centro Cultural y Pedagógico Simón I. Patiño— “se centrará en la obra de cada uno de los invitados, con el fin de lograr una mayor cercanía y propiciar un espacio más abierto e íntimo entre los escritores y el público lector”.
El evento se iniciará el miércoles 2, a las 19.00, con las intervenciones de Peña y Benavides. El jueves 3 será el turno de Piñeiro y Bellatin, y el viernes, de Carvalho y Ovejero. Las tres sesiones comenzarán a las 19.00. El sábado en la mañana, para cerrar la actividad literaria, está previsto un diálogo de los invitados con estudiantes.
El Encuentro de Escritores Iberoamericanos se desarrolla en Cochabamba bianualmente desde 1998. Sus organizadores lo definen como un lugar de encuentro para propiciar el acercamiento y el diálogo entre escritores y lectores en torno a la literatura contemporánea.
Este año, en la organización del encuentro también participa la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia. El evento se transmitirá en vivo por streaming, lo que permitirá seguir las conferencias en tiempo real.

viernes, 27 de junio de 2014

VIII ENCUENTRO DE ESCRITORES IBEROAMERICANOS 2014

AFICHE ENCUENTRO2014
EN EL CENTRO PEDAGÓGICO Y CULTURAL SIMÓN I. PATIÑO, SERÁ TRANSMITIDO EN DIRECTO POR EL ABNB
DEL 2 AL 5 DE JULIO

El Centro pedagógico y cultural Simón I. Patiño y la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia co-organizan el 8 Encuentro de Escritores Iberoamericanos 2014 del 2 al 5 de julio, en este encuentro participarán como invitados especiales los escritores: José Ovejero (España), Mario Bellatin (México), Jorge Eduardo Benavides (Perú) y los bolivianos Claudia Peña, Juan Pablo Piñeiro y Homero Carvalho.

Esta versión del Encuentro se centrará en la obra de cada uno de los invitados, con el fin de lograr una mayor cercanía y propiciar un espacio más abierto e íntimo entre los escritores y el público lector. 

En Sucre el ABNB transmitirá las Conferencias Literarias en vivo por Streaming, lo que permitirá ver y escuchar en tiempo real la participación de los escritores, permitiendo además interactuar con diversos públicos a través del chat y del Twiter. 

El Encuentro de Escritores Iberoamericanos se desarrolla bianualmente desde 1998. Esta actividad permite un lugar de encuentro, se establece un diálogo entre los escritores internacionales invitados y los bolivianos, se propicia un acercamiento con lectores en torno a la literatura contemporánea.

Encuentro de escritores podrá seguirse en Sucre

ESCRITOR. El español José Ovejero, uno de los invitados especiales del Encuentro.
ESCRITOR. El español José Ovejero, uno de los invitados especiales del Encuentro.
 REUNIRÁ A AUTORES IBEROAMERICANOS
Correo del Sur
Las charlas interactivas se proyectarán en el Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia
Juan Pedro Debreczeni
El VIII Encuentro de Escritores Iberoamericanos abre sus jornadas este martes en Cochabamba. El evento se podrá seguir en Sucre a través de videoconferencias en las que el público podrá interactuar con importantes exponentes de literatura contemporánea, entre ellos el reconocido narrador José Ovejero.
Organizado por la Fundación Simón I. Patiño, el Encuentro de Escritores Iberoamericanos se desarrolla bianualmente desde 1998 con el propósito de entablar un diálogo entre los escritores internacionales invitados y los bolivianos, además de propiciar un acercamiento con lectores en torno a la literatura contemporánea.
En esta oportunidad, el Encuentro tendrá como invitados especiales a los escritores José Ovejero (España), Mario Bellatin (México), Jorge Eduardo Benavides (Perú) y los bolivianos Claudia Peña, Juan Pablo Piñeiro y Homero Carvalho.
Esta versión se centrará en la obra de cada uno de los invitados, con el fin de lograr una mayor cercanía entre los escritores y el público lector.
Una de las novedades es la firma de un convenio con la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia para posibilitar una mayor difusión y promoción del evento, según informaron desde el Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia (ABNB), donde las principales conferencias podrán ser apreciadas en vivo a través de la plataforma Streaming, lo que permitirá ver y escuchar en tiempo real cada una de las charlas de los invitados especiales, permitiendo la interacción entre las partes.
“Queremos ayudar a establecer un diálogo entre los escritores y el público, pero pensándonos como país desde una perspectiva nacional con el propósito de hacer evidentes los intereses que ellos y nosotros compartimos”, explicó el director del ABNB, Juan Carlos Fernández.
 Nueva iniciativa
Juan Carlos Fernández informó que, a propósito de la difusión del Encuentro Iberoamericano de Escritores, promoverá para la siguiente semana una reunión con autores locales para coordinar un programa del ABNB destinado a la difusión y fomento de la literatura nacional.