martes, 5 de mayo de 2015

Versiones digitales de los documentos del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia se encuentran a disposición de usuarios de Internet

 

- El Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia (ABNB) , institución bajo tuición de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB),  busca que   investigadores y población tengan acceso al rico patrimonio documental de  Bolivia.




Versiones digitales de  las publicaciones y documentos  resguardados por el Archivo y Biblioteca  Nacionales de Bolivia (ABNB) se encuentran a disposición de los usuarios de Internet a simple  solicitud escrita vía correo electrónico, informó hoy el director de esa institución, Juan Carlos Fernández.


El  funcionario  explicó  que  el  procedimiento  para  que  cualquier  persona  pueda  acceder a los documentos  que resguarda el ABNB consiste en ingresar  a su página web, buscar la documentación requerida en los catálogos digitales, y solicitar su  versión digital proporcionando los datos requeridos para el efecto.



Este servicio se viene implementando hace algunos años y la mayor parte de sus usuarios son  investigadores  de  Europa,  Estados  Unidos  y  Bolivia,  por  lo  que  ahora  el ABNB  busca  que  sectores  más  amplios  y  diversos  de  la  población  puedan  acceder  al  patrimonio  bibliográfico y documental de Bolivia. 



"No sólo nos importa llegar a los investigadores, sino a la población en general, a los bolivianos  y  las  bolivianas  para  que  puedan  vivir  la  experiencia  de su  patrimonio  documental,  que se  dirijan a nosotros para pedirnos información referida a sus antepasados, a las poblaciones y  ciudades del país, etc.", afirmó. 


El ABNB  custodia valiosas colecciones de libros de los siglos XVI al XIX y desde el siglo XX incrementa su acervo con los materiales sujetos a Depósito Legal.   Al momento,  conserva más de cincuenta mil títulos de libros, folletos, periódicos y resguarda más de siete mil metros lineales de documentación archivística correspondiente a las instituciones públicas de la época colonial y republicana (1549-2000).



La digitalización de estos fondos bibliográficos y documentales es parte de una política institucional de digitalización implementada  desde  hace  más  de  13  años con el respaldo de la FCBCB.  Sin embargo, sus antecedentes se remontan a  principios  de  la  década  de  1990   cuando  el  Banco  Central  de  Bolivia  proporcionó  al  repositorio dirigido por Gunnar Mendoza equipos  informáticos para este efecto.


Al momento, como  uno  de  los  resultados  más  importantes  de  esta  tarea el ABNB dispone en su  web-  en  una  tarea  conjunta  con  la  UNESCO-  de la  biblioteca  digital  "El  Dorado" compuesta por más de 150 títulos de la bibliografía boliviana. 



Fernández dio a conocer que actualmente el repositorio desarrolla actividades de digitalización  de  sus  fondos  a  partir  de  dos  criterios:  el  del  plan  sistemático  mediante  el  cual  se  seleccionaron documentos impresos y de archivo de valor para la investigación científica y la  difusión  cultural, tal  como fondos  archivísticos  coloniales  y republicanos del siglo XIX  y,  a  la  par,  documentos  digitalizados  por  solicitud  de  los  investigadores  de  modo  presencial  o  a  distancia.



"Hemos  priorizado  los  fondos  coloniales  de  la  Real  Audiencia  de  La  Plata  dado  su  valor  testimonial,  no  sólo  para  lo  que  hoy  es  Bolivia,  sino  también  para  países  del  entorno  e  investigadores de Bolivia y del exterior", explicó.



El funcionario explicó que tanto por razones técnicas como de presupuesto en el mundo son  muy pocos los archivos y bibliotecas que tienen todo su material en línea, por lo que el ABNB  se  encuentra  trabajando  en  la  digitalización  de sus  bienes  a  través  de  catálogos  a  los  que  puedan  acceder  los  interesados  para  solicitar  las  versiones  digitales  de  documentos  específicos.   



"Como ABNB debemos cuidar el acceso y uso a la información y la consignación de la fuente, lo  que  nos  importa  acerca  de  la  digitalización  es  difundir  el  patrimonio  documental  adecuadamente, conforme a políticas de los entes estatales correspondientes, en conformidad  con las orientaciones de la FCBCB y estándares técnicos internacionales", afirmó Fernández.    



La digitalización de los fondos documentales patrimoniales del ABNB es parte del proceso de  automatización de sus servicios y la difusión de sus actividades institucionales vía Internet, de  acuerdo a los requisitos de transparencia institucional del Estado Plurinacional de Bolivia. 



"No se puede pensar la gestión de este y otros repositorios documentales sin asumir la automatización de los  servicios del ABNB, que no solamente es la digitalización de sus documentos dado que esta  es  únicamente  un  componente  de  la  automatización,  sino  el  acceso  también  a  actividades  como  conferencias y  coloquios  y disponer de materiales audiovisuales que son parte de  la gestión  cultural que es también una función del ABNB", afirma.


PRENSA FCBCB 

lunes, 4 de mayo de 2015

Exposición de topos revela nuevas facetas de la historia de las mujeres bolivianas

- Los prendedores de las mujeres de Los Andes  comenzaron su evolución en la época precolombina, hoy son un símbolo de estatus social e independencia económica. Su nombre deriva de la voz quechua "Tupu".

A través de los siglos, los topos han sido utilizados como herramientas pre coloniales de medición de la tierra, armas de defensa de la identidad cultural frente al Colonialismo y, últimamente, como símbolo de la prosperidad y de la independencia económica de las mujeres bolivianas.   


Estos son algunos de los planteamientos propuestos por la investigación “ Prendedores, Topos y Mujeres” realizada por el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef) que será presentada mediante una exposición de los topos de su colección y un catálogo  el próximo 13 de mayo.


Según Elvira Espejo, directora de la institución dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, la investigación no solamente busca contar la historia de estos objetos culturales en relación a la estética, la antropología y la etnología, sino también en  vínculo estrecho con la historia de las mujeres bolivianas. 


En este sentido, reúne 150 topos de los periodos prehispánico, colonial, republicano y contemporáneo y, además de explicar sus diferencias estéticas, profundiza su relación histórica con hechos como la rebelión indígena liderada por Tupac Amaru II en 1780  o la paulatina independización económica de mujeres comerciantes en el siglo XX.   


“La cultura de los objetos es primordial para entender el pasado, el presente, el futuro, la ciencia, la tecnología, y la educación… Los objetos están ahí, hay que mirarlos desde mil puntos de vista, no solamente desde un punto de vista artístico, ese es el planteamiento de esta muestra”, explica Espejo.
Por su parte, la responsable de la investigación, María Soledad Fernández,  Curadora del departamento de Museología del Musef, explica que para  efectuar esta lectura se tomaron como referentes diversas investigaciones locales sobre las mujeres bolivianas, accionar que permitió una lectura contextual del rol social y la importancia de los topos. 


Fernández detalla que uno de estos referentes históricos fue la rebelión de Tupac Amaru II tras la cual las autoridades españolas prohibieron a los pobladores originarios la utilización de vestimentas propias de sus culturas.    

 
“Especialmente entre las mujeres el topo era un puente con los ancestros y no pueden dejar de utilizarlos y lo que hacen es ocupar nueva formas que sean españolizadas, ese es el caso de las cucharas, con lo que todas las formas prehispánicas se pierden pero el topo se sigue utilizando”, explica.


Fernández sostiene que de esta manera a inicios de  la República  surgen topos  “con formas muy barrocas muy similares a las portadas de las iglesias, con aves, vegetales, flores, muy recargados que tiene ver con el nuevo rol que está asumiendo la mujer que es más independiente”.


Las variaciones de los topos continúan ya en el siglo XX con la independización económica de las mujeres comerciantes de sectores urbanos. Por ejemplo, en Cochabamba,  la aparición de chicherías administradas por mujeres repercute en que estas puedan invertir en topos mucho más elaborados como reflejo de prestigio social. 


“Eso se va haciendo mucho más fuerte cuando vemos por ejemplo ya en La Paz la fiesta del Señor del Gran Poder, la mujer se luce no solo en la ropa sino en las joyas y el topo ya tiene otro tipo de significación porque se combina con los aretes, con el ramillete del sobrero y se va fusionando con toda la vestimenta de gala de la fiesta”, detalla. 


En este sentido, Fernández explica que los topos están muy arraigados a la memoria colectiva de la mujer boliviana.  “Todo el mundo sabe que son importantes especialmente las mujeres porque es una prenda exclusivamente femenina y que ha ido cambiando en relación al contexto histórico”, concluye. 


Prensa FCBCB  / Fotos:


Musef

martes, 28 de abril de 2015

El MUSEF llega a mil quinientos niños y niñas de las áreas rurales de Bolivia

-         Infantes de siete comunidades rurales de La Paz y Cochabamba asistieron a exposiciones del Patrimonio Cultural de Bolivia.  Se busca que el material expuesto entre en diálogo con los saberes originarios. 




El proyecto Museo Portátil del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef), institución dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia,  concluyó su primera etapa habiendo alcanzado a 1500 niños y niñas de 7 comunidades rurales del país: Inquisivi, Batallas, Jesús de Machaca (La Paz), Quillacollo, Chuñu Chuñuni, Totora Pampa, Aramasi (Cochabamba). 

A través de su implementación, este sector de la población tuvo acceso a distintos tipos de obras del patrimonio de las culturas bolivianas, entre tejidos, cerámicas, máscaras, y otras. Todas presentadas en una museografía de fácil movilidad compuesta por fotografías, videos y 2 carpas especialmente habilitadas para este fin.


Elvira Espejo, Directora del Musef, dio a conocer que el objetivo inicial del proyecto que continuará a lo largo del año en comunidades del sur y oriente del país es alcanzar a grupos poblacionales que no tienen posibilidades de visitar la ciudad y menos un museo.


Explicó que se buscó que el material expuesto en las comunidades entre en dialogo con la vida y las experiencias de los niños mostrando que “la lógica  de tradición y cultura aún tiene vida en los objetos ancestrales”.


En este sentido, resaltó que las muestras itinerantes “tendieron puentes entre el pasado y el presente” de las culturas de las comunidades.


“Es muy interesante ver cómo se va complementado la información  porque el museo provee información del pasado, de la parte arqueológica, histórica y la parte contemporánea etnográfica que muestran las diferencias en la producción de estos objetos (…) Los artesanos están muy impresionados porque su pasado va más allá de lo que habían conocido”, afirma.


Espejo explicó que, contrariamente a la creencia general, las comunidades no conservan su cultura intacta debido a las influencias urbanas producidas por las migraciones poblacionales.   


“Se piensa que en la comunidad se mantiene todo pero lamentablemente no es así, en las comunidades lo que mantiene la identidad de las culturas será un 40 % (…) En la comunidad simplemente se ve la tradición y la cultura como es hoy en día, no se conocía esa parte arqueológica porque no se tienen libros “, afirma.


En efecto, Espejo explicó que la museología especial de este proyecto busca causar impacto mediante el lenguaje de la imagen, que “en áreas rurales les trae muchos recuerdos porque han visto (la producción de estos objetos culturales), eso le ha dado otro impacto al proyecto”.  


Por su parte, Milton Eyzaguirre, Jefe de Extensión y Difusión Cultural, explicó que para superar las dificultades de comunicación entre los contenidos de museo y los públicos aymaras y quechuas el proyecto se concentró en el impacto de la imagen y en sus posibilidades pedagógicas


En este sentido detalló que la muestra es mucho más interactiva que en un museo normal y que se busca utilizar dispositivos pedagógicos cada vez más adecuados para los públicos rurales. “Tratamos que utilicen el  lenguaje corporal, musical, de tal forma que podamos llegar a todos los niños”, afirma.


“¿Cómo le haces entender a un niño que un museo es importante en un contexto determinado?, Tienes que hablarles de su cultura para que así te entiendan”, afirmó.


“Mucho se desmerece lo que se ha hecho en el pasado,  lo moderno es lo que tiene más valor, no se conoce el concepto de museo, no se conoce el concepto de patrimonio cultural y lo que nosotros les estamos dando son esos conceptos”, concluye. 


Prensa FCBCB  
Fotos: MUSEF

miércoles, 22 de abril de 2015

Mariana Alandía ofrecerá talleres sobre la obra de Eduardo Caba a jóvenes músicos de Cochabamba y Sucre



La pianista tarijeña Mariana Alandia Navajas informó hoy que impartirá talleres sobre la obra de Eduardo Caba a jóvenes músicos en Cochabamba y Sucre. Las actividades se encuentran enmarcadas en la presentación nacional del disco doble “Eduardo Caba, Obra para piano” a través de conciertos a realizarse en las ciudades de  Cochabamba, Sucre, Santa Cruz y Tarija.


A principios de abril la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia presentó el disco a través de concurridos recitales en La Paz y Potosí.  En esta última ciudad, Alandia impartió un taller especial sobre la obra de Caba ante una treintena de jóvenes músicos de la Carrera de Artes Musicales de la Universidad Autónoma Tomás Frías.


De acuerdo a la reconocida intérprete, la realización de estos talleres se debe al interés de los jóvenes músicos por la obra del compositor potosino de la primera mitad del siglo XX.


El próximo taller se realizará en el Instituto de Educación Integral y Formación Artística Eduardo Laredo de Cochabamba y se anunció uno más para la ciudad de Sucre. 


Junto al compositor Javier Parrado, Mariana Alandia, dedicó casi 15 años de su vida a la investigación sobre la obra perdida de Eduardo Caba, recuperando de archivos públicos y privados 19 partituras para piano que, junto con 6 ya conocidas, fueron interpretadas por la maestra para su grabación en un disco doble editado por la FCBCB.


El valioso legado del Patrimonio Cultural Boliviano que constituyen las partituras de Eduardo Caba fue adquirido por la FCBCB a través del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia para su conservación y difusión. 


Foto: Mariana Alandia interpretando la obra para piano de Eduardo Caba en el concierto realizado en Potosí el pasado viernes 17 de abril.

El Presidente del Banco Central plantea la necesidad de crear repositorios del patrimonio cultural en cada departamento de Bolivia



-       -    La autoridad reafirmó la misión de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia de  salvaguardar el patrimonio de las culturas bolivianas en el marco de la Plurinacionalidad, la Interculturalidad y la Descolonización. 




El Presidente del Banco Central de Bolivia, Marcelo Zabalaga, planteó ayer  la necesidad de que cada una de las ciudades de Bolivia cuente con un repositorio de los bienes patrimoniales de la las culturas bolivianas. 


“(Tenemos) la necesidad de hacer repositorios en cada una de las ciudades de Bolivia, no basta con uno, 2 o 5, tiene que haber uno en cada ciudad”,  manifestó en referencia al trabajo a futuro de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) que al momento cuenta con 6 centros culturales en 4 departamentos. 


“Lo que dijo el presidente Evo Morales es cierto: lo que es de Potosí  tiene que volver a Potosí y lo mismo tiene que hacerse en cada departamento, lo que es de Santa Cruz a Santa Cruz, lo que es de Tarija a Tarija y   enriquecer cada una de las ciudades con museos”, complementó. 


Las declaraciones del funcionario fueron emitidas tras el acto de entrega por parte del Presidente Evo Morales de los lienzos virreinales “Huida de Egipto” y “La Virgen de la Candelaria”a la Casa Nacional de Moneda en Potosí. 


En el evento Zabalaga elogió el trabajo de ese repositorio nacional y afirmó que la repatriación de estas obras constituye un hecho simbólico que marca el momento que está viviendo Bolivia. 


“Estamos recuperando lo que es nuestro, esta entrega es un símbolo importante, es un grito de rebeldía contra aquellos que han exfoliado las riquezas culturales y materiales de este país(…) Y lo que está haciendo el gobierno boliviano es recuperar lo que es nuestro, no vamos a aceptar nunca más que nadie robe cultura boliviana”, dijo. 


La pasada semana, con motivo del décimo octavo aniversario de la FCBCB,  Homero Carvalho Oliva, presidente de la institución,  informó que se está trabajando con el consejo del   BCB para  ampliar su trabajo a todo el territorio boliviano.


En la oportunidad, Carvalho  precisó que  este trabajo también contempla que los repositorios a su cargo puedan invertir mayores partidas de sus presupuestos a la generación permanente de actividades culturales, todo en el marco de la plurinacionalidad, la interculturalidad  y la descolonización que vive el país. 


Creada por Ley en 1995, la FCBCB es una institución de carácter público dependiente de la tuición del BCB. En la actualidad administra los principales repositorios del  Patrimonio cultural boliviano: El Museo Nacional de Arte (La Paz), El Museo  Nacional de Etnografía y Folclore (La Paz y Sucre), el Archivo y la Biblioteca Nacionales de Bolivia (Sucre), la Casa de la Libertad (Sucre), la Casa Nacional de Moneda (Potosí) y el Centro de la Cultura Plurinacional de Bolivia (Santa Cruz).




lunes, 20 de abril de 2015

El Presidente del Estado Plurinacional felicita la labor de la Casa Nacional de Moneda






El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, destacó hoy la labor de la Casa Nacional de Moneda como uno de los principales repositorios de bienes del patrimonio cultural boliviano y exhortó a los bolivianos y a las bolivianas a conocer su historia.

“Quiero felicitarles por su determinación porque hasta ahora no tengo ninguna información que de esta Casa de la Moneda hayan robado el patrimonio del pueblo boliviano, felicidades por cuidar bien el patrimonio (…) Cuidemos nuestra Casa de la Moneda,”, aseveró. 

Las declaraciones de la máxima autoridad del país se dieron durante el acto oficial de entrega de las pinturas coloniales “Huida a Egipto” y “Virgen de la Calendaría”- recuperadas tras 13 años de su  sustracción de la Iglesia de San Martín de Potosí- para su resguardo por el repositorio de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB).  

“Junto al hermano vicepresidente hemos decidido que (la Casa de la Moneda) es la mas segura del departamento, que (las obras) estén bajo el cuidado del pueblo potosino (…) Lo que es de Potosí para Potosí”, agregó. 

En el acto,  Morales recordó además su primera visita al histórico edificio de la Villa Imperial cuando era dirigente campesino, resaltando el aprendizaje histórico la misma significópara él. 

“Es una asignatura para Bolivia y el departamento de Potosí hacer conocer a las nuevas generaciones qué es la Casa de la Moneda”, dijo Morales.

Asimismo aprovechó la oportunidad para exhortar a todos los bolivianos y las bolivianas a cooperar en la recuperación del patrimonio cultural plurinacional cautivo en el extranjero. 

“Los países extranjeros no tienen argumentos para tener nuestros bienes, son nuestros y tienen que volver”, dijo.

El acto contó con la participación del Vicepresidente del Estado Plurinacional, Álvaro García Linera, el Presidente del Banco Central de Bolivia, Marcelo Zabalaga, el Presidente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, Homero Carvalho, y el Director de la Casa Nacional de Moneda, Rubén Ruíz, y autoridades y movimientos sociales de Potosí. 

Fotos: FCBCB